Claves para la gestión del Bloque Quirúrgico

0
3369

Para el buen funcionamiento del hospital y asegurar su sostenibilidad económica y financiera, la gestión de la actividad quirúrgica es básica.

El crecimiento de la actividad quirúrgica en estos últimos años “aumenta la presión asistencial sobre el BQ. Esto nos obliga a optimizar su eficiencia. Para que esto sea posible es necesario introducir herramientas específicas e implementar modelos de gestión de procesos eficaces“. Estos instrumentos muestran “reducciones de los tiempos muertos de entre el 50-75%. También logra disminuciones de consumo superiores al 10% y de stock superiores al 50%”. Permiten ahorrar millones de euros al sistema sanitario.

Esto unido a “la aparición de recursos específicos para la CMI y de nuevos modelos de quirófano, añade nuevos elementos que incrementan la dificultad de su gestión. Aparecen por lo tanto recursos específicos para realizar ciertas técnicas ambulatorias y con ingreso. Estos deben de ser compartidos entre diferentes especialidades que necesitan de ciertos espacios concretos. Son por lo tanto elementos que restringen las posibilidades de elección y dificultan su gestión.”

Surge la necesidad de una gestión a medio y largo plazo. Es básico seguir unos criterios objetivos que nos permitan tener en cuenta las necesidades, planificar recursos y “evaluar que novedades introducimos”.

Además “el desarrollo de los procedimientos médicos intervencionistas guiados por la imagen acabará por incorporar la gestión de dichas unidades en la gestión de las áreas quirúrgicas. La introducción de nuevos actores requerirá de mayores necesidades de coordinación aumentando el reto de su gestión”

Tres áreas de actuación clave para lograr una óptima gestión del Bloque Quirúrgico

  • La gestión de RRHH en el bloque quirúrgico. Es necesario contar con profesionales de enfermería con formación específica en este área, desarrollar políticas específicas de selección y lograr mayor flexibilidad de horarios.
  • Implementar herramientas y modelos específicos para la gestión de la actividad quirúrgica. También lograr una mejora de la gobernanza en este área.
  • Para una mayor transparencia en los resultados, son necesarios sistemas que permitan “monitorizar la actividad y sus resultados. Esto permitirá crear cuadros de mando con los indicadores a evaluar como paso previo a su comunicación.” Además es necesario una adecuada gestión de la Seguridad del Paciente.

Para que esto sea posible, el cambio cultural de la organización en cuanto a gestión del BQ es básico.

 

Fuente: Libro Blanco de la Actividad y Gestión del BQ en España – Antares Consulting

SHARE
Director de IKUSI Salud, una división de IKUSI Velatia. Apostamos por desarrollar junto a los clientes, soluciones tecnológicas desde la metodología de experiencia de cliente-paciente. Soluciones que ayudan tanto a los hospitales públicos como privados a mejorar la gestión y la atención de los pacientes. Siéntete libre de contactarme.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY