Gestión Sanitaria y crisis económica

0
2197
gestión sanitaria y crisis económica

Voy a comentar un artículo publicado en el blog de Iñaki González titulado Gestión Sanitaria en tiempos de crisis.  Él es experto en gestión sanitaria. Me parece muy interesante ya que nos habla sobre qué es necesario para llevar ésta a buen término dado el contexto actual.

En palabras de Iñaki, “la Gestión Clínica implica a políticos, directivos, gestores, profesionales y a los pacientes que están en un sistema sanitario que ha pasado de ser “intocable” a ser “insostenible”. El sistema sanitario actual se ha visto sometido a tensiones financieras, con un discurso más centrado en la contención del gasto que en la planificación estratégica.  Suele estar sustentado por profesionales que reclaman una mayor cuota de “poder” y por los pacientes, desconcertados y recelosos, que reclaman que la sanidad siga siendo “universal, gratuita, pública, equitativa y de calidad”.

Ésta es necesaria para lograr el cambio en el sistema actual, que resulta obsoleto, y avanzar hacia un sistema mucho más sostenible. Cabe tener en cuenta que la Gestión Clínica parte del concepto anglosajón clinical government”. Se relaciona con la responsabilidad compartida, la calidad asistencial y el establecimiento de guías y estándares acreditados en la práctica clínica.

Para que esto sea posible, los profesionales sanitarios han de tener una mayor “responsabilidad en cuanto a toma de decisiones”. Esto permitirá mejorar la relación entre la calidad y el coste de los servicios.

Los pilares de la Gestión Sanitaria propuestos por el autor son:

  • “Descentralizar la toma de decisiones y la responsabilidad de los resultados obtenidos a los profesionales”.
  • “Vincular esta transferencia de responsabilidad a un compromiso de gestión, donde se detallen los objetivos estratégicos, con sus indicadores y factores clave de éxito, y la percepción de incentivos ligados a su consecución.”
  • “Ser valientes para medir la eficiencia de la gestión”
  • “Desarrollar e implantar herramientas de gestión que pongan al paciente en el centro del sistema. Utilizar la medicina basada en la evidencia y la mejora continua.”

Se trata de liderar, decidir, arriesgar y tomar decisiones….

Los profesionales sanitarios son corresponsables de la gestión y resultados de su hospital. Ellos son su núcleo productivo. Esto es posible a través de su implicación.

Para que esto sea posible, el autor propone las siguientes claves:

  • “Evolucionar a una Dirección implicativa”.
  • “Revitalizar las estructuras de participación existentes o creando otras nuevas. Otorgar el papel que le corresponde de asesoramiento a quienes tienen la facultad de gobierno.”
  • “Profesionalizar y disponer de equipos de dirección y gestión adecuados en competencias y liderazgo.”
  • “Generar alianza estratégica entre profesionales y gestores.”
  • “Fomentar la evaluación del desempeño y de objetivos previamente negociados por las partes. Es importante medir el valor real de su actividad”
  • “Fomentar el conocimiento y el aprendizaje de las cuatro herramientas básicas de la GC: gestión de la información, gestión de riesgos para la seguridad del paciente, gestión por procesos y sistemas de gestión de la calidad”
  • “Fomentar la responsabilidad, la ética profesional y el sentimiento de pertenencia al hospital.”

Las siguientes figuras son claves para una Gestión Sanitaria efectiva:

1. Los Líderes o personas encargadas de dirigir la Unidad. Las tareas y responsabilidades que han de asumir estos líderes son:

  • “Liderazgo y Estrategia: Definir la estrategia de la UGC, su misión, visión y valores, acordes con la establecida en el centro; definir la cartera de servicios, la estrategia docente y de investigación; desarrollar un organigrama funcional y asignar responsabilidades; crear un cuadro de mandos integral que asegure un control de la estrategia y los resultados propuestos; crear un compromiso de gestión anual pactado y ligado a incentivos.”
  • “Evaluar el rendimiento y productividad de las personas a su cargo; proponer modificaciones en la plantilla en base a datos objetivos de cargas asistenciales (rendimiento y productividad); participar en los procesos de selección; definir las competencias y funciones de los puestos de trabajo; facilitar la formación y el aprendizaje; gestionar los turnos de trabajo y la jornada laboral”
  • “Alianzas y Recursos: detallar el catálogo de la tecnología disponible; realizar un plan anual de inversiones y renovación tecnológica de la unidad; participar en los procesos de contratación de servicios que afecten a su unidad; colaborar en la reestructuración de espacios; establecer y fomentar las alianzas con centros hospitalarios de referencias, centros de salud o socio-sanitarios, así como con asociaciones de usuarios”
  • “Procesos, productos y servicios: Diseñar, implantar y evaluar, conforme a los ciclos de mejora continua, los procesos de su unidad; colaborar en la gestión por procesos del centro y su normalización con las herramientas de evaluación que el centro tenga implantadas.”

2. Los equipos inter o multidisciplinares:

«Todas las personas que trabajan en un  hospital tienen responsabilidades en gestión, y deben sentirse parte activa e importante de un equipo, cohesionado por la figura del liderazgo, a su vez apoyado y aceptado por el resto. Es preciso buscar e integrar en los equipos a personas dinámicas e innovadoras, con habilidades en comunicación o redes sociales, o con capacidad para liderar equipos transversales en calidad, seguridad del paciente o docencia”.

3. Los pacientes:

«Es preciso incorporarlos a los órganos de decisión del hospital, escucharles, fomentar espacios comunes de encuentro y hacerles partícipes de las decisiones, sobre todo en lo referente a su seguridad, la estructura hospitalaria y la inaplazable transparencia en resultados de salud de los centros sanitarios.” Esto es importante ya que ellos son los principales protagonistas del Sistema Sanitario y por lo tanto su opinión cuenta.

Gestión sanitaria y crisis económica. Conclusiones

Como conclusiones destacar por lo tanto los siguientes puntos:

  • El liderazgo es básico para asegurar una adecuada gestión sanitaria, y para ello es muy importante implicar a los profesionales sanitarios en la toma de decisiones, otorgándoles mayor responsabilidad en éstas. Los profesionales sanitarios son corresponsables de la gestión y resultados de su hospital. Ellos son su núcleo productivo.   Es necesario por un lado la figura de líder, pero sin olvidar que todos son protagonistas del sistema y han de jugar una parte activa e implicarse en la toma de decisiones.
  • Para un adecuado funcionamiento del sistema, es necesario implicar a todos los agentes del sistema sanitario como son políticos, directivos, gestores, profesionales y a los  propios pacientes. Esto permite asegurar un correcto funcionamiento.

 

Fuente:

La Gestión clínica necesaria en tiempos de crisis

Compartir
Director de IKUSI Salud, una división de IKUSI Velatia. Apostamos por desarrollar junto a los clientes, soluciones tecnológicas desde la metodología de experiencia de cliente-paciente. Soluciones que ayudan tanto a los hospitales públicos como privados a mejorar la gestión y la atención de los pacientes. Siéntete libre de contactarme.

No hay comentarios

Dejar respuesta